Esta semana en la ciencia 13|07

Semana - 1307 - 0

  • Origen y evolución de los mamíferos placentarios

  • La pérdida explosiva de masa estelar que precede a las supernovas

  • El impacto Chicxulub; mayor precisión en las mediciones radiométricas

  • Obesidad, sobreexpresión genética y el metabolismo de la glucosa

Origen y evolución de los mamíferos placentarios

Semana - 1307 - 1 Glyptodonte - XenarthraEl momento de la evolución y la distribución de mamíferos placentarios y su  ancestro común más reciente han estado a debate por mucho tiempo, con muchas preguntas acerca  de las relaciones de grupos previos y posteriores al límite entre el Cretáceo y el Paleógeno  (hace 66 millones de años). Mientras el registro fósil sugiere que los mamíferos placentarios se distribuyeron después del Cretáceo, los relojes moleculares han situado consistentemente a los antecesores de ese linaje en periodos anteriores. Maureen O’Leary y un grupo de científicos examinaron la morfología de los taxones fósiles y los existentes, y concluyen que los placentarios vivientes  se originaron y se  distribuyeron después de Cretáceo y reconstruyen el fenotipo de un mamífero placentario ancestral.

Para descubrir las relaciones  entre órdenes de mamíferos placentarios fósiles y vivientes y el origen de los placentarios en relación con el límite Cretácico-Paleógeno registraron 4541 caracteres fenotípicos para 86 especies fósiles y vivientes. Combinando estos datos con secuencias moleculares se obtuvo un árbol filogenético que, al ser calibrado con fósiles, muestra que los órdenes placentarios se originaron  después del límite Cretácico-Paleógeno. De acuerdo a los investigadores, el árbol resultante sugiere que los superórdenes Placentalia  primero se divide en Xenarthra y Ephiteria, y que especies extintas del nuevo mundo son los miembros más antiguos de Afrotheria.


La pérdida explosiva de masa estelar que precede a las supernovas

Semana - 1307 - 2 SupernovaObservaciones y simulaciones sugieren que estrellas gigantes experimentan episodios de pérdida de masa poco antes de explotar como supernovas. Establecer una relación causal entre estos episodios de pérdida de masa y la explosión final podría proporcionar una nueva forma para estudiar la evolución estelar previa a las supernovas.

E. O. Ofek y un equipo israelí-estadounidense de investigadores, publican esta semana un artículo en el que dan cuenta de observaciones de un evento de este tipo detectado cuarenta días antes de la explosión de la supernova SN2010mc. Los datos obtenidos por fotometría y espectroscopia sugieren que este evento es resultado de una explosión  cuya radiación energética alcanzó al menos los 6X10*47 ergios, expulsando una gran cantidad de material a alta velocidad. De acuerdo a los autores, “la proximidad temporal entre la explosión y la supernova implica una conexión causal entre ellas”.  Asimismo aseguran que los índices de luminosidad y velocidad detectados son consistentes con las predicciones de los modelos realizados y contradicen propuestas distintas (no especificadas).


El impacto Chicxulub; mayor precisión en las mediciones radiométricas

Semana - 1307 - 3 Chicxulub impactLa gran extinción de la vida terrestre y marina -principalmente los dinosaurios no avianos- ocurrida hace aproximadamente 66 millones de años, en la frontera de los periodos Cretáceo y Paleogénico, ha sido atribuida al impacto de un asteroide. Tal afirmación se sustenta en fijar las fechas del material de impacto con los indicadores de la tensión ecológica y del cambio ambiental en los registros de roca.

Paul R. Renee y colegas obtuvieron fechas radiométricas de alta precisión a partir de las capas estratigráficas que rodean el límite de dichos periodos, demostrando que el impacto ocurrió dentro de un plazo de 33 mil años de la extinción total. Estos datos obligan a observar que la perturbación del ciclo de carbón atmosférico duró probablemente menos de 5 mil años. Tomando en cuenta que el clima en el límite del Cretáceo y Paleógeno era inestable, el impacto del asteroide accionaría cambios en un ecosistema global ya tensionado.


Obesidad, sobreexpresión genética y el metabolismo de la glucosa

Semana - 1307 - 4 Ratón obesoLa resistencia a la insulina puede ser importante en el desarrollo de la diabetes mellitus tipo 2 y en la patogénesis de perturbaciones del metabolismo de glucosa y lípidos asociadas a la obesidad. Los micro RNA (miRNA o miR) son un tipo de moléculas de ARN interferente que tienen un importante papel regulatorio en la expresión de genes (1). Se ha reconocido recientemente que el silenciamiento genético postranscripcional dependiente de los miR controla la expresión genética en el desarrollo y progresión de las enfermedades, incluyendo la diabetes tipo 2 resistente a la insulina (2). La desregulación de los miR-143, miR-181, miR-103 y miR-107 altera la sensibilidad hepática a la insulina.

En un artículo publicado esta semana en la revista Nature, Jan-Wilhelm Kornfeld, del Instituto Max-Planck para la Investigación neurológica, y un equipo de investigadores de ocho instituciones más, reportan un estudio realizado en sujetos obesos que presentan incremento en la expresión del miR-802 en hígado. La sobreexpresión transgénica inducida de miR-802 en ratones causa perjuicios en la tolerancia a la glucosa y reduce la sensibilidad a la insulina mientras que la reducción de su expresión mejora la tolerancia a la glucosa y la acción de la insulina. Han identificado el gen factor de transcripción Hnf1b como un blanco del silenciamiento dependiente del miR-802 y muestran que la reducción de este factor causa intolerancia a la glucosa, reduce la acción de la insulina y promueve la glucogénesis hepática. En contraste, la sobreexpresión hepática de Hnf1b mejora la sensibilidad a la insulina en los ratones. Los investigadores afirman que este estudio define el importante papel que tiene la expresión del miR-802 en el desarrollo de trastornos en el metabolismo de la glucosa asociados con la obesidad, mediante el silenciamiento del gen Hnf1b; y muestra también su posible utilización para el control de la sensibilidad hepática a la insulina.

1)   Se puede encontrar información sobre el origen del término miRNA en nota de la DDC La mosca, el gusano y la lucha contra el cáncer, del 22 de septiembre de 2012.

2) Una investigación reciente con otra perspectiva sobre la relación obesidad-metabolismo puede encontrarse en Esta semana en la ciencia 13|03 del 14 de enero de 2013, nota 4.


Con información de artículos publicados en Nature No. 7435 del 7 de febrero de 2013 y Science No. 6120 del 8 de febrero de 2013

Anuncios

Un comentario en “Esta semana en la ciencia 13|07”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s