Esta semana en la ciencia 13|36

 

Semana - 1336 - 0

 

  • La dieta en la Ciudad de México durante la Colonia

  • Asteroide Troyano en Urano y la frecuencia de capturas gravitatorias

  • Aprendizaje social y desempeño migratorio en aves

  • Conformación de la corteza de hielo en Titán

La dieta en la Ciudad de México durante la Colonia

Semana - 1336 - 1 Mercado Tenochtitlán 1945¿Qué comían los indígenas de la ciudad de México durante la Colonia? Un estudio realizado por la antropóloga física Oana del Castillo del Centro INAH de Yucatán, presentado durante el seminario de Antropología Médica, organizado por la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), nos podría ofrecer una respuesta a esta pregunta, así como el impacto de esa alimentación en su salud.

Se realizó un análisis químico e histórico a 40 osamentas, con una antigüedad de 400 años, pertenecientes a dos colecciones del Laboratorio de Osteología de la ENAH y procedentes del Hospital de San José de los Naturales, donde se atendía a los indígenas, y del Hospital de San Juan de Dios, al que acudían las castas, durante los siglos XVII y XVIII.

El análisis reveló que los restos óseos pertenecientes a los indígenas mostraban un alto índice de estroncio, químico que se encuentra en los vegetales, mientras que el análisis realizado a los restos óseos de las castas presentaban altos índices de magnesio y zinc, elementos químicos que se relacionan con el consumo de carne y productos derivados.

Estos resultados confirman algunos datos históricos que mencionan que los indígenas consumían cantidades mayores de vegetales, ya que el sabor de la carne era desagradable para ellos, además de no poder adquirirla, por lo altos precios en que se vendía. Por otro lado, la población perteneciente a las castas, que podían ejercer diversos oficios, como herreros, alfareros o albañiles y que tenían un mejor poder adquisitivo, podían comprar prácticamente todo lo que consumían los españoles.

Otros resultados que se obtuvieron de este estudio, permitieron identificar cómo el tipo de alimentación que tenían los indígenas impactaba en su salud. Se encontró que a causa de una nutrición deficiente, los indígenas padecieron anemia y constantemente se presentaban enfermedades infecciosas en la población.

También se identificó, en ambas poblaciones, un fuerte problema de salud bucal, ya que al analizar las dentaduras se encontraron rastros de severos cálculos dentales, debido a la acumulación de sarro y caries por la falta de limpieza, provocando que perdieran varias piezas dentales, lo que contribuía al deterioro de su salud y nutrición.

  

Asteroide Troyano en Urano y la frecuencia de capturas gravitatorias

Semana - 1336 - 2 UranoEn un sistema orbital, los puntos de Lagrange (L1… 5) son cinco posiciones teóricas en las que un objeto pequeño –como un asteroide- puede permanecer estático en cuanto a su distancia y posición relativas respecto a dos objetos mayores que co-orbitan; ello debido sólo a las interacciones de sus fuerzas gravitatorias. Los troyanos son cuerpos que comparten la órbita con un planeta y que siguen su mismo camino sin alejarse de los puntos de Lagrange, a un ángulo de 60° por delante de los puntos L4 o L5.

Basado en datos del Telescopio Canadá-Francia-Hawai, astrónomos identificaron un objeto ubicado alrededor de Urano, el asteroide 2011 QF99. Un troyano que podría compartir la órbita del planeta por un mínimo de 700 mil años y permanecer en movimiento co-orbital alrededor de un millón de años, antes de escapar y convertirse en un Centauro.

Los autores reportan el desarrollo de un modelo Centauro, alimentado con datos obtenidos de la región  transneptuniana, para la estimación de la frecuencia y duración de capturas temporales. A partir del modelo, los astrónomos llegaron a la conclusión de que en cualquier momento el 0.4 por ciento de la población de centauros serán co-orbitales de Urano y el 2.8 por ciento lo serán de Neptuno. La fracción co-orbital de Centauros (∼2.4%) registrados en la base de datos del Centro de Planetas Menores de la Unión Astronómica Internacional, proviene como se esperaba, de la región transneptuniana.

  

Aprendizaje social y desempeño migratorio en aves

Semana - 1336 - 3 GrullasLa manera como las aves migran entre las temporadas de invernación y reproducción, a través de miles de kilómetros en condiciones difíciles, sigue siendo un misterio.

El éxito de la migración de las aves puede depender del aprendizaje individual, aprendizaje social y de programas innatos de navegación. A partir de la información obtenida de observaciones de la migración de grullas durante 8 años, ha sido posible identificar los aspectos genéticos y de aprendizaje social de la migración de aves.

Se analizó una población reintroducida de aves, criadas en cautiverio y entrenadas artificialmente para seguir un avión ultraligero durante su primera migración. En migraciones subsecuentes, en las que las aves volaron individualmente o en grupo, pero sin la ayuda de un avión, se encontró evidencia de un aprendizaje social a largo plazo, pero ningún efecto de aspectos genéticos relacionados al desempeño migratorio.

El aprendizaje social, adquirido de las aves reintroducidas de mayor edad, redujo significativamente las desviaciones de la ruta de migración de la parvada. Siete años de experiencia mejoraron la precisión migratoria en un 38 por ciento.

  

Conformación de la corteza de hielo en Titán

Semana - 1336 - 4 TitánDespués de más de noventa sobrevuelos de la sonda Cassini por Titán, la mayor luna de Saturno, los científicos han acumulado suficiente información para evaluar la topografía superficial y el campo gravitatorio de este satélite. La evidencia sugiere que Titán cuenta con un océano global que se encuentra bajo una capa superficial de hielo, de 50 a 200 kilómetro de espesor. Si en Titán se presentara la convección esperada, y si la capa de hielo superficial se encontrara en equilibrio isostático con el océano, la gravedad mostraría pequeños incrementos en cimas y montañas, sin embargo, se ha encontrado que no es así.

En un artículo de publicación reciente, un equipo de investigadores encabezado por Douglas Hemingway de la Universidad de California en Santa Cruz, reporta una fuerte correlación inversa entre gravedad y topografía en longitudes de onda que no están dominadas por las mareas o la rotación.

Los investigadores proponen que las anomalías de gravedad negativas (déficit de masa), producidas por un engrosamiento del hielo en la base, tienen efectos que superan a los de las anomalías de gravedad positivas (exceso de masa), que se deben a la topografía de la delgada superficie, dando como resultado la correlación inversa. Asimismo, aseguran que su estudio muestra que esta situación requiere una capa rígida de hielo, con un grosor elástico de más de 40 kilómetros y cientos de metros de deposiciones y erosión, lo cual sería consistente con los estimados recientes de las características locales. Por otra parte, estos resultados no serían compatibles con una capa de hielo geológicamente activa de poca rigidez. Por último, los autores del artículo mencionan que al extrapolar sus resultados a otras longitudes de onda, que sí se encuentran controladas por las mareas y la rotación, se abre la posibilidad de que el momento de inercia de Titán sea mayor de lo que se piensa.


Con información de artículos publicados en Nature 7464 del 29 de agosto de 2013, Science 6149 del 30 de agosto de 2013 y en Boletín INAH No. 328 del 2 de septiembre de 2013.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s