Esta semana en la ciencia 14|08

Portada Semana Ciencia 1408

  • El auge del Oxígeno en la atmósfera terrestre

“… el estudio y la comprensión de la dinámica geológica y atmosférica del pasado tiene como uno de sus focos entender cómo el Oxígeno libre (O2) se incrementó, primero en la atmósfera y luego en los mares, -con sus sabidas consecuencias en el desarrollo de la vida-, hace más de 2 mil 300 millones de años.”

  • Contextos mortuorios en cuevas de Yucatán

“El hombre desde tiempos antiguos, ha utilizado de distintas manera las cuevas o cavernas; las ha usado como vivienda, para almacenar, preparar y consumir alimentos, para abastecerse de agua en épocas de sequía, como lugares de extracción de materiales y como espacios ideales para llevar a cabo rituales, ceremonias o enterramientos.”

El auge del Oxígeno en la atmósfera terrestre

Semana -1408 - 1 AtmósferaActualmente existe una preocupación internacional acerca de las concentraciones y comportamiento del dióxido de carbono en la atmósfera moderna de la Tierra, por sus implicaciones para la ecología y el equilibrio climático del planeta. A diferencia de las investigaciones sobre las condiciones presentes, que se centran en buena medida en gases como este y otros de los denominados “de efecto invernadero”, el estudio y la comprensión de la dinámica geológica y atmosférica del pasado tiene como uno de sus focos entender cómo el Oxígeno libre (O2) se incrementó, primero en la atmósfera y luego en los mares, -con sus sabidas consecuencias en el desarrollo de la vida-, hace más de 2 mil 300 millones de años.

Esta semana se publica en la revista Nature un artículo donde investigadores de diversas instituciones hacen una revisión de la teoría actualmente aceptada, que hace referencia al llamado Gran Evento de Oxidación (GOE, por sus siglas en inglés); periodo en el que, de acuerdo con los registro geológicos, hubo un incremento rápido y significativo de la concentración de Oxígeno en la atmósfera y que se sitúa cronológicamente entre 2 100 y 2 400 millones de años atrás. Alrededor de este conocimiento se plantean algunas cuestiones que todavía están por responderse, como el momento de aparición de la fotosíntesis productora de Oxígeno, que es prácticamente la fuente de todo el Oxígeno en la actualidad y que aún no se define si sucedió antes o coincidió con el GOE.

En el artículo se hace un recuento del estado del arte en el conocimiento de la aparición, incremento y estabilización de los niveles de Oxígeno en la biósfera hasta el momento. Las investigaciones y datos que se han obtenido en los últimos doce años, desde que se acuñara el término GOE para formalizar el concepto de lo ocurrido hace más de 2 mil años, indican que no se trata precisamente de un “evento” aislado y restringido a ese lapso de 100 millones de años, sino que el GOE podría ser parte de un proceso más amplio. Además, proponen que el incremento de Oxígeno durante el mismo podría no haberse dado de forma unidireccional escalonada, como se ha creído hasta ahora, sino que se trató de algo mucho más dinámico; con oscilaciones que lo harían parecer más una montaña rusa que un tren expreso, con incrementos y descensos constantes en el Oxígeno de atmósfera y océano, a lo largo de un proceso general en el que se conservó la tendencia desde un nivel bajo, a uno medio hasta el nivel más alto, durante millones de años. Debido a ello se cuestiona la precisión del término Gran Evento de Oxidación, pues no se trataría de un “evento” puntual sino de una transición y de ahí que deslizan la posibilidad de hablar más bien de una Gran Transición de Oxígeno (GOT, por sus siglas en inglés) en su lugar.


Contextos mortuorios en cuevas de Yucatán

Semana -1408 - 1 Cueva

El hombre desde tiempos antiguos, ha utilizado de distintas manera las cuevas o cavernas; las ha usado como vivienda, para almacenar, preparar y consumir alimentos, para abastecerse de agua en épocas de sequía, como lugares de extracción de materiales y como espacios ideales para llevar a cabo rituales, ceremonias o enterramientos.

Los mayas establecidos en la península de Yucatán, aprovechando que las condiciones geográficas de la península favorecen la formación de cavernas,  utilizaron estas cavidades entre otras cosas, como espacios de enterramientos, osarios y lugares de cremación.

María José Gómez Cobá, de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, llevó a cabo una investigación para identificar los diversos contextos mortuorios mayas en seis cuevas de Yucatán; para ello, recuperó tres investigaciones realizadas en cavernas con evidencia de osamentas y tres estudios de caso en donde se han realizado visitas de campo, levantamientos planimétricos, reconocimientos y registros a nivel visual y fotográfico, debido a que aún no se han efectuado excavaciones arqueológicas en estos sitios.

Para la identificación de los contextos mortuorios, se consideraron las características de las cavernas, los elementos culturales asociados y las modificaciones o adaptaciones efectuadas intencionalmente.

Los resultados muestran que los contextos mortuorios se ubican en cuevas largas para tener espacios de completa oscuridad, que se podía llegar de manera sencilla a ellas (con excepción de una cueva),  pero que el acceso estaba controlado de alguna manera,  ya sea por la construcción de muros de mampostería, por una barrera de tipo social y coercitivo  como lo infieren la investigadora dada la cercanía con la acrópolis (en uno de los casos)  y por el difícil acceso a una de las cuevas (ya que para llegar hasta la bóveda ritual es necesario hacer un descenso en vertical).

La investigadora identificó, que las cuevas tuvieron una larga ocupación desde tiempos muy tempranos hasta periodos más tardíos, que los espacios mortuorios mantienen una estrecha relación con recursos acuíferos – cenotes o cuerpos de agua- y con cavernas cercanas que presentan material cultural no necesariamente relacionado con actividades funerarias.

También, pudo comprobar la presencia de cerámica doméstica en todas las cuevas, un alto grado de manifestaciones gráfico-rupestres en las bóvedas rituales y ofrendas relacionadas principalmente con los espacios sagrados y no con los enterramientos.

Se comprobó, que los mayas hicieron construcciones al interior de las cavernas y que realizaron adecuaciones de acuerdo con sus necesidades, como nivelaciones, alineamientos, escaleras, basamentos o montículos artificiales.

Este trabajo identificó además, que los enterramientos los realizaban en la sección media o en las zonas más profundas de las cavernas y que se trata de entierros múltiples, es decir, en estos sitios se depositaban a todos individuos: niños, jóvenes, adultos, hombres o mujeres.

Se espera que este trabajo permita no sólo incrementar el registro y conservación de los elementos culturales, sino también enriquecer futuras interpretaciones para conocer el porqué de estas prácticas, su connotación simbólica, su importancia en la sociedad prehispánica y sobre todo para entender más a la cultura maya que yace resguardada en los espacios subterráneos de la tierra peninsular.


Con información de artículos publicados en Nature 506, el 19 de febrero de 2014 y Estudios de Antropología Biológica Vol.  15 No. 1.

Anuncios

Un comentario en “Esta semana en la ciencia 14|08”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s