Esta semana en la ciencia 14|18

Portada Semana Ciencia 1418

  • Lente gravitacional de la supernova PS1-10afx

“… una galaxia no catalogada se encuentra en primer plano y que opera como lente gravitacional, doblando y magnificando la luz proveniente de la supernova.”

  • Orígenes y evolución del cromosoma Y

“Reportan haber encontrado dos orígenes independientes de cromosomas sexuales en los mamíferos y uno en aves. El cromosoma original Y de marsupiales y mamíferos, que contiene el gen SRY sexual, apareció hace 180 millones de años, al mismo tiempo que cromosomas Y de monotremas con el gen AMH.”

  • Las apatitas “húmedas” de la Luna

“Hace relativamente poco tiempo, se dejó de pensar que la Luna era un objeto seco, cuando se descubrió la presencia de cristales ricos en hidrógeno. Muestras de apatita lunar presentaron altos nivel de agua, similares incluso a los de las apatitas terrestres.”

Lente gravitacional de la supernova PS1-10afx 

El 31 de agosto de 2010, el sistema de observación telescópica Pan-STARRS descubrió una supernova en la constelación de Acuario, que mostraba características muy particulares. Las mediciones fotométricas del brillo, mostraron una luminosidad 400 veces mayor que una típica supernova, se trataba de una supernova superbrillante. Desde entonces se generaron discusiones en la comunidad científica, respecto a las posibles causas de estos resultados. Esta semana se publica un artículo en el que se pone fin a la discusión; mediante la comparación de los espectros del pico de luminosidad y del momento de desvanecimiento, investigadores de la Universidad de Tokio pudieron concluir que la presencia de un objeto, en la línea de visión hacia la supernova, era el causante del fenómeno. Se descubrió que una galaxia no catalogada se encuentra en primer plano y que opera como lente gravitacional, doblando y magnificando la luz proveniente de la supernova. Los autores aseguran que son altas las probabilidades de encontrar más supernovas magnificadas y que la observación y medición de deformaciones del espacio-tiempo como esta, podrían ser utilizadas para la comprobación de la expansión del universo.

Semana -1418 - 1 Lente gravitacional

 

Orígenes y evolución del cromosoma Y

Semana -1418 - 1 CromosomaLos cromosomas Y de los mamíferos contienen secuencias repetitivas que han dificultado la secuenciación y los estudios evolutivos asociados. Un equipo de investigadores de la Universidad de Lausana, desarrolló un método de ensamble basado en datos de secuenciación genómica de RNA masculino, para estudiar la evolución del cromosoma Y en 15 especies de mamíferos representativos. Reportan haber encontrado dos orígenes independientes de cromosomas sexuales en los mamíferos y uno en aves. El cromosoma original Y de marsupiales y mamíferos, que contiene el gen SRY sexual, apareció hace 180 millones de años, al mismo tiempo que cromosomas Y de monotremas con el gen AMH. También reportan que en los ancestros de la aves, el cromosoma W apareció hace aproximadamente 140 millones de años.

Por otra parte, en un estudio paralelo, se da cuenta de la reconstrucción de la evolución del cromosoma Y, mediante el análisis comparativo de las secuencias genómicas de pares de genes Y-X de 7 mamíferos placentarios y un marsupial. Aquí se concluye que la evolución delineó el contenido genético del cromosoma Y humano a través de la selección, para conservar el estado ancestral de pares de genes homólogos que regulan la expresión genética en el organismo. En este artículo se propone que estos genes hacen al cromosoma Y esencial para la viabilidad del macho y contribuyen a la diferenciación sexual en el desarrollo de enfermedades.


Las apatitas “húmedas” de la Luna

OLYMPUS DIGITAL CAMERAHace relativamente poco tiempo, se dejó de pensar que la Luna era un objeto seco, cuando se descubrió la presencia de cristales ricos en hidrógeno. Muestras de apatita lunar presentaron altos nivel de agua, similares incluso a los de las apatitas terrestres. Cálculos previos indicaban que en la Luna la proporción de hidrógeno era de alrededor de una parte por cada mil millones, y las mediciones directas de la apatitas lunares arrojaron resultados de miles de partes por millón, una diferencia tan grande que llevó a especular que los minerales terrestres y lunares habrían sido formados bajo condiciones hídricas similares. Sin embargo, de acuerdo a un estudio analítico publicado esta semana en la revista Science, el contenido de las apatitas de la Luna, no es un indicador de abundancia de agua en los basaltos lunares. Con base en los resultados obtenidos, los autores del artículo proponen que la existencia de estos niveles de hidrógeno, es consecuencia de la pérdida de apatita rica en flúor y su correspondiente sustitución por hidrógeno en los minerales basálticos, y que los magmas habrían sido originalmente pobres en hidrógeno, todo lo cual es consistente con los principales modelos de formación lunar por impacto de gran magnitud.

 

Con información de artículos publicados en Science 6182, del 25 de abril de 2014 y Nature 7497, del 24 de abril de 2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s