Esta semana en la ciencia 14|33

Portada Semana Ciencia 1433

  • La adaptación de los tibetanos y el ADN de Denisova

“De acuerdo a los autores del artículo, sus resultados ilustran cómo la hibridación con otras especies ha proporcionado variaciones genéticas que han ayudado a los humanos a adaptarse en distintas condiciones de habitabilidad y nuevos entornos ambientales.”

Para los primeros homínidos, las grandes migraciones representaron retos importantes al encontrarse con entornos ambientales muy distintos a los de África; características medioambientales que pudieron haber funcionado como agentes para la selección natural. La meseta tibetana presenta condiciones extremas de habitabilidad, como las bajas temperaturas y la escasez de oxígeno asociadas a grandes altitudes. No obstante, los tibetanos han mostrado una alta capacidad de adaptación a este ambiente y se consideran un importante caso de éxito en este sentido.

Gracias a estudios previos se conoce el factor genético que está involucrado en la adaptación de los tibetanos para una mejor transportación de oxígeno y la reducción de cambios en la concentración de la hemoglobina a grandes altitudes. En un artículo publicado esta semana en la revista Nature, se presenta un estudio basado en la secuenciación genética en 40 tibetanos y 40 individuos de la etnia china Han. Sus resultados arrojaron una inusual estructura de haplotipo en un gen, la cual, según los autores, sólo puede ser explicada por la introgresión de ADN de homínidos de Denisova en los humanos (1). Mediante la comparación con datos más amplios de la población mundial, encontraron que el haplotipo seleccionado sólo se encuentra en denisovanos y tibetanos, mientras que en la población Han la frecuencia se reduce significativamente.

De acuerdo a los autores del artículo, sus resultados ilustran cómo la hibridación con otras especies ha proporcionado variaciones genéticas que han ayudado a los humanos a adaptarse en distintas condiciones de habitabilidad y nuevos entornos ambientales.


1) El homínido de Denisova es una especie paleolítica del género Homo que fue descubierta en el 2010 en las montañas de Altai, en Siberia. Los análisis mitocondriales mostraron que se trataba de una subespecie distinta al humano moderno y al neanderthal. Procesos de hibridación entre denisovanos y humanos han sido sugeridos por estudios posteriores que mostraron que alrededor del 4 por ciento del ADN de melanesios y australianos deriva del de Denisova.


Con información del artículo publicado en Nature 7513, del 13 de agosto de 2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s