Conocimientos tradicionales: El amaranto – Un sobreviviente a la conquista

amaranto

“…. es considerado como el mejor alimento de origen vegetal para el ser humano, por la gran cantidad y calidad de nutrientes que contiene…”

p amaranto1El amaranto para las culturas prehispánicas como la maya, azteca e inca, fue uno de los alimentos principales junto con el maíz, el frijol y la chía; era apreciado tanto por su valor alimenticio como curativo y se le incluía como un elemento importante en diversas ceremonias, formando parte de la vida cultural de los pueblos de Mesoamérica.

La palabra de origen griego “amaranto”, que significa “la que no se marchita, la imperecedera”, alude a la resistencia que tiene la planta a la sequía; se le conoce en náhuatl como “huautli” que significa inmortal -debido a que la semilla no se descompone-; en quechua se le llama “kiwicha” -pequeño gigante-, enfatizando con esta denominación, los poderes curativos que los incas identificaron en esta planta.

Se estima que el amaranto es uno de los cultivos más antiguos en Mesoamérica, se calcula que sus orígenes se remontan a 10 mil años y que se domesticó en América hace más de cuatro mil; al amaranto se le considera un pseudocereal por la similitud que tiene con los granos de cereales tradicionales y porque en muchas ocasiones se le consume como tal, aunque en realidad no lo es; pertenece a la familia de las amarantáceas, que reúne a 70 géneros y más de 850 especies, de las cuales actualmente, sólo tres se emplean en la producción de grano.

El amaranto es una planta herbácea o arbustiva con hojas anchas y abundantes, espigas y flores de diversos colores que guardan en su interior pequeñas semillas; además de haber sido la principal fuente de proteínas para muchas generaciones de los pueblos prehispánicos de Centroamérica -al ser consumida como verdura o como grano reventado-, se utilizó como planta medicinal, para pagar tributo, para realizar transacciones, como ofrenda para los dioses (creando una pasta que junto con otros ingredientes, servía para crear estatuas de ídolos) y como adorno en tumbas (simbolizando la inmortalidad, al mantener el colorido de sus flores).

Con la conquista, el cultivo y el consumo del amaranto estuvo en riesgo de desaparecer, ya que Hernán Cortés, prohibió sembrarlo, ordenó quemar y aplastar los cultivos y amenazó con aplicar la pena de muerte a las personas que tuvieran o cultivaran el grano. La subsistencia de esta planta hasta nuestros días, se debe principalmente, a que algunos cultivos se pudieron mantener en la clandestinidad en comunidades muy alejadas.

Actualmente, el amaranto es considerado como el mejor alimento de origen vegetal para el ser humano, -por la gran cantidad y calidad de nutrientes que contiene-, y forma parte del acervo cultural que los antiguos mesoamericanos legaron al mundo, gracias a la observación meticulosa y sistemática que hicieron de la naturaleza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s