Conocimientos tradicionales: Amaranto – El mejor alimento de origen vegetal para el consumo humano

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

“… en el amaranto se reúnen nutrientes esenciales en forma tan completa y en tales cantidades como no los tiene ninguna otra planta cultivada…”

Amaranto2.2.1

Los pobladores mesoamericanos lograron un profundo conocimiento de la naturaleza, gracias a la observación metódica de los ciclos biológicos y al aprovechamiento de los recursos naturales que se encontraban a su disposición. Resultado de ese conocimiento es que domesticaron, mejoraron e incorporaron a su dieta alimentos con un gran valor nutricional, entre los que se encuentra el amaranto.

Hay que recordar, que el consumo y cultivo de esta planta disminuyó dramáticamente después de la conquista española y que aún cuando ya dejó de ser un alimento clandestino, todavía es desconocido, subestimado o incluso despreciado por muchas personas.

Ha sido sólo, hasta en fechas recientes que este alimento ha sido revalorado.

Amaranto2.1.1En 1975, la Academia Nacional de Ciencias de EU, señaló al amaranto como el mejor alimento de origen vegetal para el consumo humano, porque en él, se reúnen los nutrientes más esenciales en forma tan completa y en tales cantidades como no los tiene ninguna otra planta cultivada; por ello, se le considera también, como uno de los alimentos más prometedores para combatir el hambre en el mundo.

En 1985, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos conocida como NASA, utilizó al amaranto como alimento para los astronautas y también en esa fecha se cultivó por primera vez en el espacio, en la nave Atlantis durante la Misión STS-61-B.

Pero, ¿Cuáles son los nutrientes que hace a esta planta tan especial?

El amaranto tiene fósforo, hierro y las vitaminas A, B, C, B1, B2, B3; además de ácido fólico, niacina y calcio; entre sus principales componentes nutricionales se encuentra la lisina (un elemento necesario para construir todas las proteínas que requiere el organismo).

Cabe destacar que el amaranto tiene el doble de lisina que el trigo y el triple que el maíz, posee el doble de calcio que la leche, además de que favorece su absorción, tiene el doble de proteínas que el maíz y el arroz y si se consume como verdura, el amaranto proporciona más minerales en comparación con otras.

Actualmente, con el amaranto, se elaboran productos industrializados como cereales enriquecidos, harinas, concentrados, almidones, colorantes, aceites, medicamentos e incluso cosméticos, por lo que probablemente hemos consumido más amaranto del que suponemos; pero con tantas bondades, ¿no se debería promover aún más el consumo del amaranto, incorporando a nuestra vida, parte de la gran sabiduría prehispánica que sobrevive hasta nuestros días?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s