Esta semana en la ciencia 14|41

Portada Semana Ciencia 1441

Llega el invierno a Titán, la luna más grande de Saturno

“Desde su descubrimiento en 1655, esta luna ha despertado un gran interés entre los astrónomos y astrobiólogos, ya que por sus características físicas, se cree que Titán es muy similar a la tierra. Por ejemplo,  la composición de la atmósfera de Titán, la cual está compuesta principalmente por nitrógeno, igual que la atmósfera de nuestro planeta, aunque la de Titán es mucho más densa.”

El origen del VIH y las causas de su propagación

“Gracias al uso de métodos alternativos de análisis evolutivo, aplicados a una recopilación de secuencias de VIH-1 provenientes de África central, un grupo de investigadores internacionales pudieron reconstruir la historia genética del VIH-1 en los seres humanos. “

Llega el invierno a Titán, la luna más grande de Saturno

Saturno es un planeta del sistema solar que tiene más de 40 lunas orbitando a su alrededor, de las cuales, Titán es la más grande. Esta luna tiene un diámetro de 5 150 km, lo que la convierte en el segundo satélite más grande del sistema solar, después de Ganímedes, satélite de Júpiter. Desde su descubrimiento en 1655, esta luna ha despertado un gran interés entre los astrónomos y astrobiólogos, ya que por sus características físicas, se cree que Titán es muy similar a la tierra. Por ejemplo, una de las principales similitudes es la composición de la atmosfera de Titán, la cual está compuesta principalmente por nitrógeno, igual que la atmósfera de nuestro planeta, aunque la de Titán es mucho más densa.

Aunque no se ha podido ver con claridad la superficie de este satélite, debido a una espesa bruma de color rojo sobre ella, los científicos de la NASA han podido observar –con ayuda del sistema de radar de la nave espacial Cassini— imágenes de esta luna gigante, las cuales indican que podría haber inmensos océanos, lagos, ríos e incluso lluvia. Lo interesante es que no están llenos de agua, sino de algunos hidrocarburos como metano líquido y etano; y a pesar de que no llueve agua sino metano líquido, se cree que muchos de los procesos hidrológicos de Titán son muy parecidos a los de nuestro planeta.

Los científicos también ha podido identificar que Titán presenta una temperatura muy baja, muchísimo más fría que la Tierra, esto se debe a que Titán recibe menos energía del sol que la Tierra, por lo que al estar más aislada del Sol, las variaciones en la temperatura de la atmósfera son más débiles. Las observaciones espaciales también han mostrado que al igual que nuestro planeta, Titán experimenta cambios estacionales, sólo que éstos duran aproximadamente siete años terrestres. Por ejemplo, en 2009, con ayuda de las imágenes del espectrómetro CIRS de Cassini, los científicos pudieron observar la transición del invierno a la primavera en el hemisferio norte, y del verano al otoño en el hemisferio sur de este satélite. Ahora, gracias al análisis de los datos aportados por otro de los instrumentos de la sonda (VIMS), los científicos son nuevamente testigos del cambio de estación en Titán, ya que desde mayo de 2012, las imágenes del sensor ISS (otro instrumento de Cassini) mostraron la presencia de una enorme nube polar por encima del hemisferio sur de Titán, la cual podría indicar la llegada del invierno a este satélite.

En un artículo publicado esta semana en la revista Nature, un grupo de investigadores europeos encontraron que desde el primer avistamiento de la nube polar sobre Titán en 2012, la temperatura en la atmosfera de este satélite ha descendido dramáticamente y ha cubierto casi por completo la región del hemisferio sur. Los científicos descubrieron que la nube polar que cubre a este satélite –la cual tiene una superficie mayor a un millón de kilómetros cuadrados y está situada a más de 250 kilómetros por encima de la superficie de Titán—, está compuesta por pequeñas partículas congeladas de cianuro de hidrógeno (HCN).

La presencia de estas partículas a esta altitud tomó por sorpresa a los investigadores, ya que no esperaban que hielo de cianuro de hidrógeno se formara tan alto en la atmósfera de Titán, pensaban que a esta altura, la temperatura era demasiado caliente para formar nubes. En el artículo se señala que esto indica un dramático enfriamiento de la atmósfera de Titán, en comparación con lo registrado en 2012.


El origen del VIH y las causas de su propagación

Semana -1441 - 2 VIHEl Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) es un virus que va deteriorando progresivamente el sistema inmunológico del ser humano, disminuyendo así la capacidad del organismo para combatir infecciones y otras enfermedades. En las etapas más avanzadas de esta infección, la persona afectada desarrolla el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), que se caracteriza por la aparición de una o varias infecciones oportunistas o tipos de cánceres que terminan siendo mortales.

Desde los primeros reportes de infecciones por VIH y de SIDA en Estados Unidos durante la década de los ochenta, este virus se ha convertido en el agente infeccioso más mortífero en la historia de la humanidad, pues hasta la fecha, esta enfermedad ha cobrado la vida de 36 millones de personas y actualmente hay más de 35 millones de personas infectadas con VIH. Estas cifras nos indican que nos encontramos ante una emergencia de salud pública a nivel mundial, que requiere cada vez más la atención de investigadores y especialistas que puedan ayudar a obtener mayor información sobre el virus, sus variantes, su fuente de origen y los factores que han coadyuvado a la propagación del virus en todo el mundo.

Gracias al uso de métodos alternativos de análisis evolutivo, aplicados a una recopilación de secuencias de VIH-1 (la variante más virulenta que, ha causado la mayoría de infecciones y muertes por VIH en el mundo) provenientes de África central, un grupo de investigadores internacionales pudieron reconstruir la historia genética del VIH-1 en los seres humanos. El resultado de este análisis, publicado recientemente en la revista Science, sugiere que la pandemia de VIH-1 –específicamente la cepa M— se originó a principios de 1920 en Kinshasa, actualmente la capital de la República Democrática del Congo. De igual manera, los resultados de dicho análisis permitieron a los científicos determinar que los cambios sociales de esa época tuvieron un rol importante para la propagación del virus, no sólo en todo África, sino en el resto del mundo.

Los resultados revelaron que el crecimiento urbano, la expansión de nuevas redes ferroviarias, los cambios en el comportamiento sexual de la población, el tráfico de trabajadoras sexuales y posteriormente la independencia del país, se confabularon para propagar, primero por África y después por todo el mundo, una de las peores pandemias de la historia. Esto da cuenta de que pueden existen distintos mecanismos por los que un virus puede extenderse por todo el planeta, es decir, puede expandirse por mecanismos propios del virus o como consecuencia de factores externos.


 

Con información de artículos publicados en Nature 7520, el 2 de octubre de 2014 y Science 6205, el 3 de octubre de 2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s