Conocimientos tradicionales: Obras hidráulicas mesoamericanas

“…. son una muestra de cómo los habitantes de esa época, supieron aprovechar los recursos hídricos disponibles, implementando soluciones técnicas de carácter ingenieril, con el uso de instrumentos hechos de madera, piedra y en ocasiones de metal….”

Se conocen como obras hidráulicas a las estructuras construidas con el objeto de manejar el agua; entre este tipo de obras se encuentran los canales, presas, estaciones de bombeo, esclusas, sistemas de abastecimiento, de riego y de drenaje.

Por la importancia que tiene el agua para la vida, las primeras civilizaciones se establecieron en donde el abastecimiento de este recurso era suficiente para todos sus miembros; sin embargo, con el crecimiento de la población y con ello, el incremento en la demanda de agua, sociedades en todo el mundo, desde épocas muy antiguas, realizaron construcciones específicas para el manejo de este recurso.

IMG_6000

En Mesoamérica, las obras hidráulicas estuvieron vinculadas con la captación, conducción, almacenamiento y distribución de agua; con la conducción, control y drenaje de aguas pluviales para evitar inundaciones; con la conducción y drenaje de aguas de desecho; con el control, aprovechamiento y desagüe de zonas lacustres y pantanosas, y finalmente, con la recreación y la ritualidad.

Para la recolección y el almacenamiento de agua pluvial, se utilizaron depósitos subterráneos y a cielo abierto, como recipientes de barro, piletas, canales, zanjas y jagüeyes.

Entre los depósitos para almacenar el agua, destacan unos que se encuentran en Oaxaca, por ser hasta ahora, los depósitos subterráneos domésticos con mayor antigüedad, pues se estima que se construyeron en el año 1 000 a. C.; otros depósitos subterráneos son los chultunes o cisternas mayas, construidas en zonas fértiles pero sin acceso al agua de cenotes; entre los depósitos pluviales a cielo abierto, se encuentran los jagüeyes, hechos artificialmente o acondicionados, que fueron muy comunes en el centro y el sur de México.

aqueductLa construcción de acueductos fue una de las soluciones para transportar el agua en México. Antes de la llegada de los Españoles, se identifican tres etapas en la forma de construirlos; en la primera, los acueductos eran de tierra, bajos y cortos; luego se construyeron acueductos hechos con varas y troncos entretejidos con hierba, piedras y tierra, y finalmente, en la tercera etapa, se encuentran los acueductos que se construyeron sobre taludes hechos de cal, canto y estucados.

Al acueducto prehispánico de Chapultepec en el Distrito Federal, se le reconoce como el más antiguo de México; este acueducto, “camino de agua” o “aochpango” (como se le denomina en náhuatl), se empezó a construir en 1381 durante el reinado de Chimalpopoca; era subterráneo en la parte de tierra firme, la parte lacustre se encontraba en medio de un montículo, el agua corría por una zanja con paredes reforzadas con piedra, sobre la que sabiamente colocaron dos tubos hechos con cerámica, utilizando un tubo, mientras se daba mantenimiento al otro, garantizando el suministro de agua.

IMG_6009La perforación de pozos verticales fue otro de los procedimientos comunes para el abastecimiento de agua; uno de los pozos mejor conservados, se encuentra en Veracruz, es de forma rectangular con paredes perfectamente forradas con lajas y con una escalera hecha con el mismo material que llega hasta el espejo de agua.

La mayoría de las ciudades mesoamericanas desarrollaron obras hidráulicas para la conducción, control y drenaje del agua; contaron con desagües subterráneos, que en ocasiones se conectaban con redes de acequias externas para irrigar parcelas agrícolas, o con pozos, cisternas y estanques; además, existe evidencia de que emplearon alcantarillas y tuberías de barro hechas de piezas ensambladas.

Los antiguos pobladores de nuestro país también desarrollaron obras para el control de los niveles de agua en zonas lacustres, pantanosas e inundables; como es el caso, de la ciudad de Tenochtitlán (asentada en una zona lacustre), en donde se desarrolló todo un conjunto hidráulico, compuesto entre otras obras, por diques, calzadas-dique, canales de navegación, de riego y de drenaje, de presas y derivadoras, de cajas de agua, puentes de entarimado, compuertas y embarcaderos.

Las obras hidráulicas desarrolladas en Mesoamérica en la época prehispánica, son una muestra de cómo los habitantes de esa época, enfrentaron con éxito las condiciones ambientales y supieron aprovechar los recursos hídricos disponibles, implementando soluciones técnicas de carácter ingenieril, con el uso de instrumentos hechos de madera, piedra y en ocasiones de metal, en donde la fuerza laboral políticamente organizada y la disposición de trasmitir a las siguientes generaciones su experiencia y su saber, fueron la clave para satisfacer sus necesidades en condiciones ambientales que fluctuaban entre la aridez de valles como el de Tehuacán y la extrema humedad de la cuenca lacustre de México o de las tierras bajas mayas.

Documentos consultados:

http://www.conagua.gob.mx/CONAGUA07/Publicaciones/Publicaciones/SGP-28SemblanzaHist%C3%B3ricaM%C3%A9xico.pdf

http://ru.ffyl.unam.mx:8080/jspui/bitstream/10391/1029/1/03_Tempus_1_%201993_Bolanos_35-50.pdf

Anuncios

Un comentario en “Conocimientos tradicionales: Obras hidráulicas mesoamericanas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s