Esta semana en la ciencia 15|07

Portada Semana Ciencia 1507

  • Implicaciones culturales del cambio climático en el México del siglo XI

“… por un lado, se argumenta que las sequías constituyeron la causa principal del abandono de muchos asentamientos; por otra parte, hay quienes aseguran que los factores más determinantes fueron las transformaciones del entorno provocadas por las poblaciones.”

Semana -1507 - 2 CantonaEn la historia de las civilizaciones precolombinas de mesoamérica, quedan aún importantes interrogantes, especialmente en lo que se refiere a las mayores transiciones culturales, lo cual da pie a intensos debates por parte de los especialistas. Uno de los puntos focales de este debate es el periodo terminal clásico, desde alrededor del 850 al año 1000 de nuestra era; tiempo en el que se sucedieron importantes cambios culturales y movimientos demográficos, cuyas causas son explicadas de muy distintas maneras: por un lado, se argumenta que las sequías constituyeron la causa principal del abandono de muchos asentamientos; por otra parte, hay quienes aseguran que los factores más determinantes fueron las transformaciones del entorno provocadas por las poblaciones. Los principales estudios (y discusiones) se han centrado en la región donde floreció la civilización maya, por lo que las relaciones entre movilizaciones poblacionales, factores culturales y cambio climático en la meseta central de México son aún más inciertas.

De acuerdo con un artículo publicado esta semana, un elemento que ha dificultado determinar con precisión la influencia medioambiental, es la falta de registros de alta resolución del paleoclima. El documento da cuenta del estudio estratigráfico de una zona específica del centro de México, donde ocurrió un movimiento poblacional importante alrededor del siglo X. Se trata del sitio arqueológico Cantona o “casa del sol”, en el norte de la cuenca oriental. Este asentamiento ha representado un desafío para los investigadores por sus dimensiones y su “misterioso” abandono.

Semana -1507 - 1 Cantona

La ciudad adquirió importancia económica por la explotación de obsidiana, la cual era distribuida en asentamientos a lo largo del Golfo de México. Cubría una extensión de 12 km2 y albergaba una población de 90 000 habitantes en su época de auge; pero fue abandonada entre los años 900 y 1050. Si bien ha habido autores que atribuyen dicho fenómeno a la sequía, no se contaba con registros detallados del paleoclima de la cuenca oriental, zona cuya localización la convierte en un importante indicador para la evaluación de hipótesis sobre la relación humanos medio ambiente.

Para su estudio, el equipo se centró en la laguna maar de Aljojuca, ubicada en la parte central del estado de Puebla. Se obtuvieron diversas muestras, desde la interfaz agua sedimento hasta una profundidad de 12 metros. La antigüedad de las muestras llegó hasta los 6200 años pero para los objetivos de la investigación se centraron en los últimos 3800 años, encontrando evidencia de una fase de sequía entre el año 500 y el 1050.

Semana -1507 - 3 Aljojuca

Aunque los patrones paleoclimáticos registrados en Aljojuca pueden tener implicaciones para muchos sitios precolombinos, los investigadores se enfocaron en Cantona por ser el sitio arqueológico de gran dimensión más cercano a la laguna.

Los datos obtenidos sobre el clima en el periodo estudiado fueron comparados con la historia cultural, encontrando una correlación entre el cambio climático y los eventos culturales: tanto su crecimiento poblacional como el abandono definitivo del sitio pudo ocurrir durante un periodo árido extenso. La respuesta humana al cambio climático fue resultado de una combinación de factores políticos y ambientales. En épocas tempranas de la historia de Cantona, la sequía y la inestabilidad política podrían haber incrementado la importancia de la ciudad, sin embargo, para el año 1050 la extensión del periodo árido, en combinación con cambios políticos regionales, contribuyeron al abandono de la ciudad. Estos resultados subrayan la importancia del abordaje multidisciplinario para la comprensión de las relaciones entre la historia cultural y los aspectos medioambientales.


Con información del artículo publicado en PNAS Vol. 12 n.º 6, el 10 de febrero de 2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s