Conocimientos tradicionales: Papel amate

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • Un Papel de gran tradición en Mesoamérica

“… se usaba como tributo, para hacer códices, ropa, cordones, adornos en el juego de pelota y para la elaboración de papeles diversos de uso ritual…”

coloresLos habitantes de Mesoamérica descubrieron cómo registrar su sabiduría y su visión del mundo, con los materiales que se encontraban a su alcance; por las piezas que aún se conservan, sabemos que entre los materiales orgánicos que supieron aprovechar, se encuentran: la piel de venado, las tablillas de cera y el papel amate.

El papel amate es uno de los productos de Mesoamérica que sobrevivió a la conquista española; contrario a su nombre, el papel amate en realidad es más parecido a la tela que al papel, pues se trata de un textil no tejido, es decir una lámina flexible, porosa, con poca resistencia compuesta de fibras no tejidas, como el fieltro.

El papel amate fue un producto cultural de gran tradición en Mesoamérica, se usaba como tributo, para hacer códices, ropa, cordones, adornos en el juego de pelota y para la elaboración de papeles diversos de uso ritual –como los amatetéuitl que eran tramos de papel recortados en forma de bandera, pintados con manchas negras de caucho para representar deidades-. Fue precisamente, por su connotación sagrada y política que los españoles prohibieron la producción del papel amate; pero su elaboración a pesar de la prohibición, se continuó de manera clandestina y, gracias a ello, es que todavía lo podemos apreciar e incluso adquirir como artesanía, en estados del Centro de México, como en Michoacán, Puebla y Morelos

Aunque hay varios pueblos sobre todos nahuas que se dedican a pintar sobre el papel amate, los únicos en todo México que producen actualmente este papel, son los otomíes de la comunidad de San Pablito, asentados en la Sierra Norte de Puebla.

corteza

La técnica para la producción del papel amate prácticamente sigue siendo la misma que la empleada hace más de de cinco siglos, pero debido al incremento en la demanda del papel amate para su comercialización, los otomíes han incorporado innovaciones interesantes que evidencian su flexibilidad para adaptarse a las circunstancias y para aprovechar los recursos que ahora están a su alcance. En este sentido, han introducido nuevas especies de árboles para obtener el papel; han incorporado materiales como la sosa cáustica, el cloro y anilinas, para acelerar el proceso de reblandecimiento, para aclarar y diversificar la gama de colores más allá del blanco o el café; y han incluido el papel amate en artículos de uso cotidiano, por lo que ahora es posible encontrar pantallas de lámparas, forros de muebles y artículos de papelería elaborados con papel amate de diversos colores.

TrabajandoEs importante señalar que las láminas de papel amate se obtienen de la corteza interna de algunos árboles; las cortezas se reblandecen, se limpian, se extienden sobre una superficie plana y finalmente se golpean con piedras volcánicas, hasta obtener las hojas; se trata de un procedimiento artesanal que requiere de gran habilidad que los otomíes han conservado y trasmitido sabiamente a las nuevas generaciones, y que forma parte de una cultura viva que orgullosamente Mesoamérica le ha aportado al mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s