Esta semana en la ciencia 15|11

Semana -1511 - Aditivos

  • Emulsificantes y metabolismo

“… se sugiere la posibilidad de que el amplio uso de agentes emulsificantes podría estar contribuyendo al incremento de la incidencia de obesidad y síndrome metabólico en la sociedad.”

A nivel mundial, en la segunda mitad del siglo XX se pudo apreciar un importante incremento en patologías inflamatorias, como la obesidad o el síndrome metabólico. Debido al uso cada vez más frecuente –particularmente en dicho periodo– de agentes aditivos en la alimentación, la investigación sobre los factores no genéticos que contribuyen a la generación y desarrollo de estas enfermedades ha cobrado gran relevancia.

El funcionamiento regular del tracto intestinal en los mamíferos depende de dos factores principalmente: la presencia de la ‘flora’ o microbiota intestinal y las capas protectoras de mucosa.

La microbiota intestinal es una amplia y diversa comunidad de microbios que aportan importantes beneficios a su huésped, inciden particularmente en aspectos de inmunidad y metabolismo. La perturbación de la relación microbiota-huésped está asociada con numerosas enfermedades de tipo inflamatorio, la obesidad y el conjunto de afecciones denominado síndrome metabólico. Lo que permite una sana relación con estos organismos es la mucosa que cubre la superficie intestinal y que mantiene las bacterias a una distancia segura de las células epiteliales.

A partir de la hipótesis de que cualquier agente que afecte la interacción entre mucosa y microbiota podría promover la aparición de dichas enfermedades, un equipo de investigadores realizó un estudio experimental, cuyo reporte fue publicado en la revista Nature. La investigación se centró en dos emulsificantes de uso común en la industria alimentaria, la carboximetilcelulosa y el polisorbato 80, agentes que son utilizados en los alimentos en proporciones de hasta un 2 % y 1 % respectivamente. La administración de los emulsificantes a ratones, dio como resultado modificaciones en la interacción con los microorganismos intestinales, asociados a los procesos inflamatorios crónicos y el síndrome metabólico. Se produjo una invasión de microbiota en determinadas regiones, bacterias en contacto con las células epiteliales y una reducción significativa de la distancia media a la que se encuentra normalmente la flora intestinal de ellas.

En el artículo se señala que estos resultados afirman la idea de que la perturbación del equilibrio entre microbiota y huésped produce inflamación y puede generar adiposidad y sus efectos metabólicos asociados; también se sugiere la posibilidad de que el amplio uso de agentes emulsificantes podría estar contribuyendo al incremento de la incidencia de obesidad y síndrome metabólico en la sociedad. Los autores mencionan la necesidad de estudios que muestren el impacto de los emulsificantes en humanos, sin embargo, sugieren la posibilidad de que estos elementos hayan contribuido al incremento de las enfermedades mencionadas en las últimas décadas ya que su hipótesis no se contrapone a la idea generalizada de que la ingesta excesiva de calorías es el factor predominante, sino que agrega la posibilidad de que los emulsificantes sean precursores de la hiperfagia, al alterar la microbiota y causar inflamación intestinal de bajo grado.


Con información del artículo publicado en Nature 7541, el 5 de marzo de 2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s