Esta semana en la ciencia 15|24

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • Un café para el cerebro estresado

“… su estudio muestra que la cafeína previene las alteraciones conductuales, neuroquímicas y electrofisiológicas causadas por el estrés crónico, de una manera similar al bloqueo genético o farmacológico del receptor A2A.”

Semana -1524 - 3 Ratón estresadoEn la actualidad no es difícil observar cotidianamente los efectos que las situaciones de estrés contínuo tienen sobre los individuos. A nivel científico, se sabe que el estrés es un detonante de cambios neurofisiológicos que se convierten en precursores de afecciones emocionales y del deterioro de funciones cognitivas. Uno de estos cambios es el incrementos de de la densidad del receptor de adenosina A2A, conocido también como el ADORA2A. Por otra parte, estudios han demostrado que los individuos expuestos a estrés repetitivo incrementan su consumo de cafeína y que esto se correlaciona inversamente con la incidencia de la depresión y los intentos de suicidio.

Un equipo luso-brasileño de investigación publicó esta semana en Proceedings of the National Academy of Sciences un estudio en el que ponen a prueba la hipótesis de que los efectos –tanto profilácticos como terapéuticos– de la cafeína en la sintomatología causada por el estrés crónico, están directamente relacionados con el bloqueo de del receptor de adenosina A2A.

Para su estudio fueron utilizados modelos animales a los que se aplicó un protocolo para la inducción de estrés crónico, con un grupo de control. En los modelos, el estrés inducido provocó cambios que se relacionan con alteraciones sinápticas como la pérdida de plasticidad, reducción de densidad sináptica e incremento de A2A en las terminales glutamatérgicas del hipocampo. En términos conductuales, los individuos presentaron humor deprimido y conductas de desesperación así como deterioro de la memoria.

Semana -1524 - 1 CaféA excepción de la ansiedad, las alteraciones de comportamiento y sinápticas, inducidas por el estrés crónico, pudieron ser evitadas de varias maneras: por cafeína administrada antes y durante el protocolo de inducción de estrés; por un antagonista selectivo de A2A; mediante la eliminación global del receptor y por la eliminación selectiva de neuronas frontales.

En el artículo, los autores afirman que su estudio muestra que la cafeína previene las alteraciones conductuales, neuroquímicas y electrofisiológicas causadas por el estrés crónico, de una manera similar al bloqueo genético o farmacológico del receptor A2A. Asimismo, que el A2A juega un rol importante en el control de los estragos del estrés en ratones adultos y tiene también la capacidad de revertir los cambios subsecuentes. Las consecuencias observadas en los modelos son comparables con las que presentan los individuos estresados o deprimidos, lo cual, según los investigadores, confirma la relación inversa entre el consumo de cafeína y la incidencia de depresión o suicidio y sugiere que el ADORA2A tiene un papel determinante en el control de los problemas emocionales.


Con información del artículo publicado en línea en PNAS, el 9 de junio de 2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s