Esta semana en la ciencia 15|44

Semana -1544 - 2 Dao Xian

Los primeros humanos en China

“… esta evidencia aporta información importante para el estudio de las causas de la tardía llegada del H. sapiens a Europa. Aunque algunos estudios consideran la competencia con el H. sapiens como una de las causas de la desaparición del H. neanderthalensis, la presencia de humanos modernos en China hace 80 mil años, y el hecho de que no llegaron a Europa sino hasta unos 35 mil años después, podría ser indicador de que en realidad el hombre de Neanderthal constituyó una barrera ecológica para el H. sapiens…”

Dentro del conjunto de explicaciones que la ciencia ha aportado en los últimos años para esclarecer la historia de la humanidad, desde sus primeros ancestros hasta nuestros días, hay una buena base de acuerdos respecto a la presencia de las primeras especies en África, dentro de un periodo que va de los 160 mil a los 190 mil años atrás, y su dispersión al Mediterráneo oriental hace 100 mil años, tras lo cual fue remplazado por los neanderthales. Sin embargo, en lo que se refiere al momento de la dispersión del Homo sapiens a través del sur de Asia, existe aún un debate científico, debido en parte a la escasez de evidencia fósil relevante, entre la parte oriental del Mediterráneo y la región del sureste asiático.

Se ha propuesto que tras la interrupción de la dispersión en el Mediterráneo, el H. sapiens no habría progresado hacia el este sino hasta hace 60 mil años, fecha que ha sido determinada por la cronología estimada de divergencia en la líneas genéticas de poblaciones del sureste asiático y por la probable fecha de llegada de los humanos a Australia. Esta hipótesis es sustentada por las similitudes aparentes entre las pequeñas herramientas de piedra de Sudáfrica, conocidas como microlitos y fechadas con antigüedad de 60 mil años, y aquellas del sureste de Asia, a las que se atribuye una antigüedad de entre 30 y 36 mil años. Estas similitudes han sido interpretadas como muestra de un vínculo directo entre los primeros humanos modernos del sur de Asia y sus probables ancestros africanos. Otra propuesta es que el H. sapiens se dispersó primero hacia el este durante el periodo interglacial y entró al sur asiático hace mas de 60 mil años, probablemente incluso antes de la súper erupción volcánica ocurrida hace 74 mil años en lo que hoy es el lago Toba en Indonesia.

Para comprobar estas hipótesis, el mundo científico ha debido centrar su atención en la parte sur de China, en cuya orografía se observa la formación de cuevas que representan una importante fuente de fósiles. Hasta ahora, sin embargo, la posibilidad de utilizar el material encontrado para una descripción precisa de las condiciones y sobre todo de la época a la que pertenecen, ha sido limitada a causa de varios factores. Algunos de los descubrimiento han sido realizados por granjeros al excavar en búsqueda de fertilizantes, lo cual imposibilita el análisis estratigráfico; en otros casos, fósiles dentales presentan un nivel tan alto de desgaste, que eliminan la opción de su identificación. Esto ha traído como consecuencia el surgimiento de muchos debates en el ámbito científico ante los hallazgos, pues las características de los fósiles encontrados en estas condiciones, dejan abierta la posibilidad de errores en la interpretación.

Esta semana se publicó en la revista Nature un reporte que da cuenta de los resultados de los análisis realizados a nuevos hallazgos en la cueva Fuyan en Dao Xian, en el sur de China. En el sitio fueron encontrados 47 dientes humanos que pudieron ser fechados con una antigüedad de al menos 80 mil años, pero que podrían llegar hasta los 120 mil años. Al haber sido posible realizar evaluaciones precisas de sus dimensiones y morfología, el equipo de investigación reporta un alto grado de certidumbre de que se trata de restos de H. sapiens.

Semana -1544 - 1 Dao Xian

La identificación precisa y su correspondiente datación, llenan un vacío cronológico y geográfico relevante para comprender la aparición del H. sapiens en la región. En el artículo se señala que los dientes de Dao Xian respaldan la hipótesis de que, durante el mismo periodo, el sur de China estaba habitado por más poblaciones derivadas que el centro o el norte. También, aseguran que esta evidencia aporta información importante para el estudio de las causas de la tardía llegada del H. sapiens a Europa. Aunque algunos estudios consideran la competencia con el H. sapiens como una de las causas de la desaparición del H. neanderthalensis, la presencia de humanos modernos en China hace 80 mil años, y el hecho de que no llegaron a Europa sino hasta unos 35 mil años después, podría ser indicador de que en realidad el hombre de Neanderthal constituyó una barrera ecológica para el H. sapiens, especie que solo habría podido poblar la región europea tras la disminución significativa de las poblaciones neandertales.

Los resultados del estudio muestran que morfologías humanas modernas estaban presentes en el sur de China mucho antes que en Europa, con una diferencia que va de 30 a 70 mil años.


Con información del artículo publicado en Nature 7575, el 29 de octubre de 2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s