Conocimientos tradicionales: La música

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Más allá del sonido…la música

“…esta manifestación artística, de una forma u otra, nos acompaña a lo largo de toda la vida.”

Divje_fluteAunque se desconoce desde cuándo se produce música, algunos instrumentos conservados pero sobre todo, representaciones pictóricas, relieves y dibujos, muestran que la música es una de las producciones artísticas ya presentes en la prehistoria. En aquella época, la música estaba estrechamente vinculada con “la comunicación con los dioses” y la concepción del mundo; se encontraba ligada a otras manifestaciones artístico-espirituales como la poesía y la danza, y desde entonces como hasta el día de hoy, está relacionada con actividades y acontecimientos diversos.

Una de las múltiples definiciones de “música” la explica como el arte de combinar sonidos que son agradables al oído según las leyes que la rigen; es decir, la música se vale del sonido como elemento físico para manifestarse y pasa de ser solo un fenómeno acústico a un evento auditivo; esto es, los sonidos con todas sus cualidades (altura, duración, timbre e intensidad)  y con sus combinaciones que se manifiestan en ritmos, armonías y melodías, dejan de ser solo vibraciones, para construir discursos, con la posibilidad de ser  percibidos e interpretados como sonidos agradables que generan significados y en el mejor de los casos, hasta sensaciones, pues funcionan como señales que “despiertan” o evocan experiencias en quienes los escuchan.

En la música, como ocurre con otras áreas de la producción humana, la experimentación  ha sido fundamental. En esta área la experiencia ha permitido la creación de sonidos, composiciones y estilos diversos así como el descubrimiento y desarrollo de  muchas fuentes sonoras: desde los sonidos naturales como la voz humana y los instrumentos tradicionales, hasta los que se identifican como ruido y los sonidos artificiales que son los que se producen por instrumentos en los que la electricidad y un amplificador son necesarios para lograr la sonoridad.

Las pruebas más antiguas de la presencia de los instrumentos musicales se ubican en el Paleolítico, cuando ya se elaboraban utensilios de piedra y hueso. A partir de entonces, se han construido  muchos instrumentos cada vez más complejos con mayores posibilidades musicales, y con tal diversidad se generó la necesidad de agruparlos.

Instrumentos_variosAunque son varias las propuestas para la clasificación de los instrumentos, una de las más aceptadas por su exhaustividad, es la clasificación propuesta por Andre Schaeffner (antropólogo y etnomusicólogo francés). Este sistema contempla una primera gran división en dos categorías: instrumentos con un cuerpo sólido vibrante e instrumentos aerófonos; en el primer grupo se concentran los instrumentos idiófonos, membranófonos y cardófonos, y en el segundo gran grupo, se encuentran todas las familias de instrumentos de viento.

Los instrumentos idiófonos, como las sonajas, cascabeles, platillos y castañuelas, son los que producen el sonido por el material del cual están construidos, pues su solidez y elasticidad hacen que suenen como resultado de ser percutidos, sacudidos o raspados, pero sin la ayuda de membranas ni cuerdas.

Los instrumentos membranófonos, como los timbales y la mayor parte de los tambores, suenan cuando vibran las membranas tensadas que tienen, al frotarlas o al percutirlas.

Los cardófonos son los instrumentos que suenan al puntear, golpear o frotar una o varias cuerdas tensadas, como las liras, arpas, laúdes y cítaras.

En el gran grupo de los instrumentos aerófonos se encuentran las flautas, clarinetes, oboes, trompetas y acordeones. El sonido en los aerófonos se produce mediante el soplo del instrumentista quien hace vibrar la columna de aire que él mismo emite.

signos_elementalesDebido a que el sonido es un elemento físico efímero del que se vale la música para manifestarse, otro gran paso además de la elaboración de una gran variedad de instrumentos, se dio con el desarrollo de los sistemas de notación musical, pues gracias a la posibilidad de representar gráficamente una pieza musical es que la música se puede preservar e interpretar sin importan cuándo se haya hecho la composición.

Independientemente de la cultura a la que se pertenezca, de la simplicidad o complejidad de los instrumentos que se empleen o de que se hagan o no, notaciones de las creaciones musicales, esta manifestación artística, de una forma u otra, nos acompaña a lo largo de toda la vida.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s